Archivo de la categoría: opinión

¡¡Rescatemos las autopistas de peaje!!. Historia del fracaso.

Roberto Vaquero

@elrobebido

No hace falta tirar mucho de memoria para recordar las promesas que lanzaba el partido popular sobre los beneficios de la construcción de las mismas. Se iba a acabar con el trafico en Madrid. Nada mas lejos de la realidad. No solo no acabaron con el trafico, sino que su polémica construcción, se ha convertido en uno de los exponentes del fracaso de las políticas de movilidad del partido popular en la Comunidad de Madrid. Por no decir que unido a otros pelotazos, como el de la M-45 y otras carreteras de la región, están siendo investigadas por posibles sobre costes en materiales. Por tanto podrían ser la quimera del oro de la financiación ilegal, o el enriquecimiento personal.

El importe de la deuda acumulada por el que se rescatan todas las autovías de peje en Madrid por el gobierno del partido popular es de unos 2000 millones de euros, según sus cuentas, ya que los acreedores cifran la misma en unos 4500 millones. El gobierno pretende recuperar con la re-licitación de estas autopistas entre 700 y 1000 millones. Lo que deja un saldo negativo a pagar por todos los españoles de unos 1000 millones de euros, en el mejor de los casos, y de 3500 millones en el peor escenario.

Por otra parte la partida presupuestaria del gobierno para la variante de la A-1 es de 289 millones de euros. Claro, luego la experiencia nos dice que esta cantidad sube, pues hay que añadir el coste de las expropiaciones y otros conceptos. ¿Realmente el gobierno cree que es mas productivo volver a sacar a concurso la licitación de esas autopistas de peaje y hacer otro esfuerzo económico en construir una polémica variante de la A-1, en lugar de nacionalizar dichas vías?, ¿No era la austeridad su bandera?. Racionalizar los recursos existentes, e invertir en lo realmente importante, como un buen transporte público, unas infraestructuras necesarias, como carriles BUS-VAO para optimizar el funcionamiento de los mismos, parkings disuasorios para evitar la masificación de las vías, la ampliación de la red de cercanías a pueblos que necesitan esta desde hace años y otras muchas actuaciones que forman parte de la asignatura pendiente de los que se llaman buenos gestores y demuestran que no lo son.

Por eso, acostumbrados a los anuncios efectistas del gobierno, que solo parecen recordar los problemas al albor de las vísperas electorales, somos de la opinión, de que una vez que el estado asume las consecuencias de un proyecto de movilidad condenado al fracaso desde su concepción, no se puede insistir en el mismo modelo una y otra vez, ya que solo proporcionara de nuevo un perjuicio económico y un despilfarro de los recursos que sufragamos l@s ciudadan@s.

Y es para pensar, ¿por que los ciudadanos no claman en la calle contra esto?, ¿seguiremos dando el voto a quien no solo traiciona nuestra confianza, sino que dilapida los recursos de las administraciones en obras faraonicas que luego sirven para poco o nada?.

Es necesario reflexionar sobre el tópico de que la derecha sabe gestionar los recursos mejor, pues día tras día, en prensa se evidencia que no solo son malos gestores, sino que no les importan ni las personas, ni sus problemas. Solo hacen caso a las multinacionales y grandes poderes económicos. Debemos de mostrar mas la manera en la que se evidencian ellos mismos.

Anuncios

Mapa de un municipio destinado al cambio político

 

 

Roberto Vaquero

@elrobebido

Llevo viviendo en nuestra ciudad 35 años. Mucho ha cambiado desde mi llegada, en los años en los que vine, el entorno de la A-1 era un paraíso para vivir. Mi familia, atraída por aquel entonces por un pueblo cercano a la capital, en el que vivir lejos del mundanal ruido y con un futuro en servicios e infraestructuras, atraía a clases  trabajadoras que haciendo mucho esfuerzo económico, venían a un norte en el que durante muchos años predominaban los asentamientos de clases no tan populares, incluso con una realidad
política, que llegó a amasar una buena cantidad de voto progresista, lo cual, todavía esperanzaba aún más si cabe.

Pero llegaron los años del pelotazo urbanístico y la especulación inmobiliaria, que propiciaron la proliferación de viviendas a precio desorbitado, y que al tiempo que hacían imposible el acceso a la vivienda a miles de obreros, desplazaron a generaciones de jóvenes nacidos aquí, a buscar alternativas habitacionales en pueblos más pequeños y alejados de la capital, pues era el único lugar donde les era factible adquirir vivienda. Llegó el desastre de la corrupción urbanística, de la que no hay únicos responsables, si no que a veces tenía demasiados colaboradores necesarios.

Al desastre se contribuye desde la izquierda en este pueblo, que a pulso se ganó su
alejamiento de las instituciones, o incluso la relegó al papel de la eterna oposición, incapaz de aglutinar mayorías, pues siempre destacaban sus diferencias. Todo esto unido al fenómeno de la corrupción personal , que no es tema menor, facilitó la entrada en tromba de los liberales, que no dudaron en seguir caminando por la senda de la especulación urbanística. Eran los años dorados, en los que los mileuristas (ahora son casi los privilegiados, gracias a las políticas de estímulo económico impulsadas por la derecha) eran los más desfavorecidos, pero a los que las cajas de ahorros, no dudaban en ofrecer las hipotecas subprime( importadas del gigante de la libertad económica, EEUU), y para nuestra desgracia, con la complacencia de algunos compañeros que se decían de izquierdas al frente de consejos de administración de cajas de ahorros,  pervirtiendo así, el objeto con el que fueron creadas.

Pero lo más cruel, es que llegó la crisis económica más devastadora que hemos conocido, y desheredados de las políticas municipales y sus gobiernos (a consecuencia del caos cosechado en el pasado), no pudimos impulsar políticas de protección social a los miles de personas que quedaron expuestas y sin protección ante el voraz e injusto sistema neoliberal apuntalado por el PP.

Tuvo que llegar el impulso de la rebeldía, propuesta por el 15M, que obligó una vez más a la clase política a reconfigurar sus objetivos. Y gracias a ideas frescas e inclusivas, la vertebración de un movimiento político ligado a una estructura más democrática, en el que se dejasen de imponer los aparatos inamovibles y tomen la palabra y las decisiones los militantes por encima de los mismos. Luego, como no, volverán a intentar dejar huella los personalismos, el sectarismo, etc. Pero el pueblo y las militancias han aprendido a reaccionar ante lo que más los enojaba, y ellos serán los que volverán a poner en su sitio a los infames, los dicharacheros que dicen una cosa y practican otra, y los oportunistas y demagogos, en el lugar que les corresponde, que no es otro que el anonimato político. Y seguiremos luchando los que pensamos que otro mundo es posible, con la inclusión y la comprensión de todos, y con el más estricto significado de la palabra “Democracia”, que habitualmente muchos usan, pero que poco llevan a la práctica, tanto en su toma de decisiones, como en el reconocimiento de la diversidad ideológica dentro de las organizaciones. Cuando esto se cumpla, nadie podrá parar el ascenso de las verdades sobre la manipulación, la codicia, el interés personal, etc. Y se hará la revolución política entre tod@s, no con tod@s pensando si es mejor estando ellos al frente.
Por eso algu@s pensamos que aún es posible corresponsabilizarnos con el cambio. El cambio necesario que llegará y nadie podrá parar. Hasta entonces seguiremos alzando nuestra voz con un lema insustituible, SI SE PUEDE!!

Roberto Vaquero es militante de Podemos